La música llenó cada uno de los rincones y esquinas del improvisado auditorio de la glorieta de San Francisco, donde los vecinos vivieron una entrada en el 2017 muy especial. El concierto de Año Nuevo de Tenerife volvió a ser un éxito y refrendó que la cita del 1 de enero es necesaria: más de 1.500 personas asistieron para escuchar a Sole Giménez acompañada de la Big Band de Canarias.

La inconfundible voz de Sole Giménez subió los grados de una tarde que contó con un preámbulo cálido ya que un sol espléndido adornó el primer día de 2017. A las 18:45 horas la cantante apareció en el escenario, tras la actuación de una consolidada Luisa Machado, conocida por Taburiente, que dio las pinceladas canarias con algunos temas del folclore de las Islas con la música de la Big Band de Canarias.

Esta tercera edición ha contado con muchas notas latinas que hizo que el público coreara junto a Sole Giménez en repetidas ocasiones. Compases a ritmo de son con el característico timbre de una de las voces más reconocidas del pop español. Giménez sorprende al haberse reconvertido con tal sutileza y por la versatilidad que ha demostrado en la tarde del domingo, donde no faltaron las grandes canciones de Presuntos Implicados, como Alma de blues, de la banda de la que era vocalista al principio de su carrera, pero también versiones igualmente conocidas como Mediterráneo, de Joan Manuel Serrat.

Kike Perdomo, líder de la Big Band de Canarias, es un reconocido saxifonistas tinerfeño que ha estado vinculado a la organización de este concierto de año nuevo de Garachico desde su nacimeinto, hace tres años.

Fuente: Diario de avisos

Suscríbete a nuestro boletín

Inscríbete a nuestro boletín para recibir las últimas novedades y actividades culturales de Garachico en tu buzón de correo.

Te hemos remitido un correo electrónico, por favor confirma tu suscripción.