Se piensa en un espacio rodeado de planos y hacer que reine la luz sobre la oscuridad las catacumbas de Roma. Sólo un haz de luz donde el ojo va de la penumbra a la clara iluminación del » haz de luz» y lentamente se va fundiendo el contemplador como la sombra se funde con la luz contemplada.